¿Por que?

  1. Trabajamos en un distrito muy diverso. Entendemos que trabajar la discapacidad permite trabajar desde la perspectiva de los derechos humanos, del derecho a la diferencia, de las múltiples diferencias que nos atraviesan, al tiempo que desde la dignidad humana esencial que nos une a partir del reconocimiento del valor intrínseco de cada persona en sí misma, y ​​no en función de las metas que suba conseguir.
  2. Hacer reflexionar a los y las jóvenes sobre la fragilidad humana (todos tenemos alguna diversidad funcional) y al mismo tiempo de las capacidades diversas de cada persona. El proyecto les transmite mensajes de superación, constancia, valentía y paciencia; también la idea de que a veces no se busca excusas, así como también que a veces hay que buscar ayuda y que no pasa nada, que pedir ayuda es positivo, como también es positivo ayudar.
  3. Entendemos que lo que proponemos es una formación humana central para los y nuestras adolescentes / as; de ahí que en lugar de hacer la propuesta una sola vez, programamos las actividades cada año. Y durante todo el año la vamos trabajando en cada una de las entidades y servicios.
  4. Trabajamos desde un a mirada amplia, proponiendo temáticas transversales que nos afectan a todos y todas, que nos permiten avanzar (a los y las adolescentes / as y jóvenes del distrito, a las personas con diversidad funcional, a los profesionales, a los vecinos y vecinas ), por lo que aprendemos, cada uno desde sus capacidades y limitaciones.